contenidosamorOK

Hace unas semanas que arrancó la investigación de “El Factor · C” , que pretende profundizar durante un año sobre cómo lograr comunicar para dejar huella a través de cuatro elementos pilar: el amor, la historia, la difusión y la comunidad. Por ahora, me he centrado en explorar el “amor”. Ya llevo recopilada un montón de información a través de libros, entrevistas y vuestras aportaciones. Si aún nos has participado puedes dejarme tu visión sobre el tema en este breve cuestionario.

Pero quizás te estés preguntando, ¿por qué creo que el amor juega un papel importante en la comunicación? En otra temporada hablé sobre por qué los contenidos te ayudan a vender, y una de las razones era que te permiten crear una relación personal y duradera con tu público. Eso sería algo así como amor, ¿no?

En la comunidad de mujeres emprendedoras de la que estoy más que encantada de formar parte, Extraordinaria, tuve la oportunidad hace unos días de poder charlar sobre ello en sus “5 Minutes Masterclass” y ya han colgado el vídeo en su canal de Youtube. Así que me ha venido al pelo para introducir el tema de la unión que creo que existe entre amor y contenidos.

Espero que te resulte útil. Te aviso, por eso, que el hecho de compartirlo es algo excepcional, ya que me da una vergüenza infinita mostrar este tipo de cosas pero en este caso he decidido que sí, que quería compartirlo porque tiene que ver con la investigación, es mi visión sobre ello, (aunque el apuro me provoque unas ganas irrefrenables de emigrar a Laponia). Dale, ¡ahí va!

Los contenidos están en todas partes.

En un post de nuestro blog, en la newsletter, en la foto y el texto que seleccionamos para Instagram, en el temario de un curso, en un vídeo o en los textos de nuestra web.

Si no existiera el contenido y lo obviáramos, solo tendríamos un continente, un edificio, una estructura. Podría ser el mundo más bonito, con todo bien puesto y que funcionara a la perfección.

Pero cuando elegimos quedarnos en un sitio, hacernos amigos de una persona, interesarnos por un hecho es porque nos aporta algo esencial para nosotros. Conectamos. Surge la electricidad. Y esto se produce porque nos cuenta algo que nos importa, que nos llega, que nos hace sentir bien. 

Construyes tu marca a partir de lo que cuentas.

Somos lo que hacemos ver que somos, por tanto debemos tener cuidado con lo que hacemos ver que somos. · Kurt Vonnegut

Todo comunica, por tanto, hay que tener en cuenta lo que comunicamos. Y los contenidos son nuestra base para comunicar, para transmitir aquello que queremos ofrecer al mundo.

Trabajar los contenidos, por tanto, te ayuda a: diferenciarte, emocionar, entretener, reflexionar, inspirar, educar o ayudar.

No cuidar tus contenidos puede suponer sonar igual que resto, dar una imagen errónea de qué es tu marca, dejar indiferente o aburrir.

El amor puede construir relaciones duraderas, que recordemos. Y los contenidos te ayudan a crear esa relación porque no son invasivos, se comparten de forma natural, como un diálogo con tu público.

Ahora bien el amor que pones en los contenidos ha de ser honesto. Porque sino tu audiencia se sentirá engañada.

Para hacer contenidos que enamoren conviene apostar por la autenticidad.

Sí, mostrar tu marca tal como es, potenciando sus puntos fuertes y transmitiendo lo que quieres contar. Sé que los que nos dedicamos al marketing y la comunicación repetimos mucho lo de la importancia de tener en cuenta el cliente ideal, pero por encima de ello tenemos que contar aquello que nos gusta, nos interesa y nos mueve para que los otros se interesen por ello.

Si escribes lo que sinceramente piensas y sientes y de lo que te interesa… interesarás a otras personas.· Rachel Carson

Porque si logramos en enamorar con nuestros contenidos conseguiremos algo esencial: ser recordados. 

Foto de Swing Your Pics y vídeo de Parmenia Videos para Extraordinaria.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informo que la información que me facilitas será tratada por Sara Celaya Bertolín como responsable de la web y del tratamiento,, con el fin de reflejar tu comentario. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicites su cancelación. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. La legitimación se obtiene mediante el consentimiento por parte del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@saracelaya.com