comunicar-huella

¿Cómo transmitir el mensaje de nuestra marca para que llegue a nuestro público?

Esta es quizás una de las grandes preocupaciones de cualquier negocio al enfrentarse al reto de dar a conocer sus productos o servicios. Como es un tema pilar, cuando empecé a pensar los contenidos de esta nueva temporada me di cuenta que no me bastaba con dedicarle un post largo y rollizo. Así que se me ocurrió que por qué no crear una serie de contenidos que giren entorno a esta temática.

Una cuestión en la que profundizar durante todo un año para desmenuzarla y poder llegar hasta la arista más pequeña.

En otros posts sí que te conté algunas cosas importantes sobre cómo comunicar mejor, pero este año me apetece abordarlo de una forma más intensa, reflexiva y dedicándole más tiempo, y que la información no quede desperdigada.

Quiero que llegues hasta el meollo de la cuestión porque es algo esencial para tu marca.

Desde siempre me ha gustado hablar con la gente y descubrir sus historias. Mientras que no me he sentido muy cómoda en el papel de experto. Nunca se sabe lo suficiente. Por eso, en esta etapa voy a incorporar otras voces al discurso para hacerlo mucho más rico. Voces conocidas y otras quizás menos pero con mucho que contar.

Y ya te avanzo que serán voces en gran parte ajenas al mundo de la comunicación y del marketing. Porque creo que puede ser más inspirador encontrar respuestas a cómo comunicar con eficacia en otros campos menos obvios como la ciencia, el arte o la danza, por mencionar solo algunos.

La idea es unir puntos de diferentes disciplinas que nos puedan dar una mirada más amplia y menos contaminada de lo que se cuenta la mayoría de veces sobre la comunicación. No llegaremos a conocerlo todo, tampoco es la intención, pero sí acercarnos al tema de forma más completa que si solo nos quedáramos con un único punto de vista.

Un post que durará todo un año, múltiples voces y además esta temporada me convierto en aprendiz.

Sí, partiré de una hipótesis de lo que creo que implica una comunicación que funciona, pero ¿es la única respuesta? Obviamente, no. Por eso te propongo que juntos investiguemos qué elementos son los que intervienen en ello.

Por ahora, propongo cuatro para empezar a explorar, son provisionales y pueden ir cambiando a medida que avance el análisis:

  • Amor. La atracción y fidelidad por una marca y no por otra.
  • Historia. Cómo contar lo que queremos transmitir.
  • Difusión. La forma y las vías que escogemos para darlo a conocer.
  • Comunidad. La construcción de un grupo que se sienta cercano a la marca.

De ahora en adelante en los posts no vas a encontrar consejos, fórmulas ni las últimas actualizaciones de esta u otra herramienta. Encontrarás resultados y una mirada calidoscópica. Habrá la mía, sí, pero también la de otros, y me gustaría que tú también tomes parte activa, que tus aportaciones sean parte de la respuesta.

Cada mes publicaré un nuevo contenido, un nuevo paso de la investigación que nos acercará más a resolver el misterio de saber cómo contar para que cuente.

Aquí tienes el primero de los vídeos de esta serie, el de presentación, al que seguirán muchos más.

Empezaremos poniendo el foco en el amor. ¿Qué es lo que hace que nos atraigan unas marcas y otras no? ¿Nos podemos enamorar de una marca? ¿A qué marcas eres fiel y por qué? ¿Qué ha de tener una marca para enamorarte? Quiero escuchar tu voz, ¡te espero en los comentarios!

4 COMENTARIOS

Comments

  1. Me sumo contigo y te acompaño, a ver dónde nos lleva tu investigación. A mí lo que me más me atrae de una marca son sus valores, su coherencia y su atención al público. Creo que es difícil enamorarse de una marca pero reconozco que yo he sentido flechazos con algunas y creo que es porque, de un modo emocional, me he sentido identificada con ellas. De momento, solo soy fiel a mi peluquero pero es verdad que hay marcas en las que repito (Charuca decía el otro día que cliente no es el que compra una vez, sino el que vuelve) y podría decirte que EseoEse, Susi Sweet Dress, The Singular Olivia, La Casa Azul Shop o Lucía Be, por ejemplo, son pequeñas grandes marcas en las que he repetido más de una vez. ¿Para enamorarme? Creo que dos cosas: hacerme sentir especial y respetar mi inteligencia como consumidora. Así es como yo trabajo con mis clientas y como me gustaría que “trabajaran” conmigo.
    Si puedo ayudarte en algo más, ya sabes, sílbame. 😉

    • ¡Muchas gracias Ana! Ya sabes que me encanta tenerte por aquí. Te agradezco un montón tu respuesta, y la incluyo obviamente dentro de la investigación. De hecho es muy interesante lo que comentas, sobre que es difícil enamorarse de una marca, que es complicado serle fiel. ¿Por qué nos pasa eso si la experiencia ha sido positiva? ¿Necesitamos que nos den más? ¿Hay mucha competencia? Por último, destaco dos cosas importantes que se unen con uno de los libros que he escogido para la investigación. Dices que para enamorarte una marca debe hacerte sentir especial y respetar tu inteligencia, y según este libro el amor se basa entre otras cosas en la atención y en el respeto. Nos vamos acercando. Gracias mil, de nuevo 🙂

  2. WOW, me encanta…..cuenta conmigo para descubrir el Factor C!

    Desde el punto de vista del SEO hemos de ser capaces de crear el contenido que nuestros clientes están buscando. Así cuando le preguntan algo a Google, lograr que en nuestra web se encuentre la mejor respuesta. Y esto va mucho más allá del h1, el yoast o cuestiones técnicas. Se trata de conectar con las necesidades de los demás. Muchas veces nuestra casilla de correo es la mejor fuente de inspiración para crear aquel contenido que nos haga triunfar. Qué enamore tanto a Google como a tus clientes. Ya mismo me voy a apuntar a la Newsletter!

    Un abrazo

    • Gracias Flor!!! Súper feliz que te unas a la investigación 😉 Me quedo con lo de conectar y atender a lo que nos cuenta el otro, en este caso nuestro cliente, algo que tiene mucho que ver con el amor, ¿no? Con vuestras aportaciones esto se pone mucho más interesante y nos acercamos más a saber qué se esconde tras una comunicación que deja huella. Un abrazo grande!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informo que la información que me facilitas será tratada por Sara Celaya Bertolín como responsable de la web y del tratamiento,, con el fin de reflejar tu comentario. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicites su cancelación. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. La legitimación se obtiene mediante el consentimiento por parte del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@saracelaya.com