calendario-editorial

Si has llegado hasta aquí es que casi tienes lista tu estrategia de contenidos. ¡Felicidades! En caso de que aún te falte trabajar los pasos previos puedes volver atrás y afinar tus objetivos, análisis de la situación actual y estrategias.

La última parte de la estrategia de contenidos es más práctica y se basa en la planificación. Cuando te hablé de las estrategias te comenté que te iba a descubrir una herramienta que te ayudaría a ordenar tus ideas y conseguir tus objetivos sin la sensación de tener una larga lista de tareas por hacer.

Como ya podrás haber adivinado esta herramienta es el calendario editorial y de acciones. Sí, un calendario de toda la vida, y que puedes hacer tanto con Google Calendar, con un Excel o con un planificador en versión papel. 

Por qué es necesario crear un calendario editorial y de acciones

  • Tendrás una visión global y visual de todo lo que tienes que hacer para conseguir tus objetivos.
  • Sabrás cada día la acción a desarrollar y los contenidos a crear sin tener que revisar cada vez tus estrategias o planificar día sí día también.
  • Dejarás de agobiarte y perder tiempo porque no sabes qué hacer primero.
  • Medir será mucho más sencillo porque al tener tus contenidos y acciones definidas en el tiempo, enseguida podrás detectar aquellas que están funcionando y las que no.
  • Podrás trabajar con antelación y de forma constante.

Te recomiendo tener los dos calendarios diferenciados. Es decir, por un lado, tener el calendario editorial, y, por otro, el calendario de acciones, no los dos juntos en un mismo pack.

Así el calendario de contenido o editorial es donde programarás tus publicaciones del blog, redes sociales y newsletter que deben guardar relación o formar parte de las estrategias que has definido en el paso anterior. Mientras que en el calendario de acciones es donde pondrás pues todas aquellas acciones que forman parte de cada estrategia de contenidos y que te acercarán a tus objetivos pero que no tienen porque ser contenido puro y duro. 

Te pongo un ejemplo práctico para que lo veas más claro.

Uno de tus objetivos puede ser lanzar un curso online dentro de unos meses. Para que tenga éxito has determinado una serie de estrategias:

  1. Crear una serie de posts que incidan en la temática del curso para que tu público empiece a tener conocimiento sobre ello.
  2. Organizar un webinar en el que se traten problemas a los que se enfrenta tu audiencia, y que tu curso soluciona.
  3. Realizar una campaña de publicidad para que la gente se descargue un lead magnet, un contenido en el que también se incida en las problemáticas del público al que te diriges y ofrezcas una solución, y con el que podrás crear una base de datos de gente interesada en tu curso, el cual ofrecerá una solución mucho más completa y atractiva.

Es obvio que algunas de estas no son estrategias de contenidos al 100%. La primera, la de la creación de posts sí, pero organizar un webinar o lanzar una campaña de publicidad también implica otro tipo de acciones en las que el contenido no tiene nada que ver.

Como contratar la plataforma para hacer webinars, decidir la segmentación de tu campaña o crear la creatividad que la acompañe. Todo esto es aconsejable que lo pongas en el calendario de acciones y que el de contenidos te ofrezca más una visión de tus publicaciones en los diferentes canales de comunicación que tengas (blog, redes sociales, newsletter).

 Para diseñar el calendario de acciones te valdrá perfectamente Google Calendar o un planificador. Sin embargo, te recomiendo que el calendario editorial te lo personalices en una hoja de cálculo según tus preferencias. Si aún te quedan dudas sobre esto puedes preguntarme lo que quieras en los comentarios, que no quiero que te vayas de aquí sin tenerlo todo bien claro.
 

Cómo crear tu calendario editorial

Hay diferentes parámetros que puede incluir, pero hay tres que son clave:

  1. Tema: de qué trata la publicación, lo que te permitirá conseguir un equilibrio y no tratar siempre los contenidos.
  2. Semana y día de publicación: cuándo lo vas a publicar, ya que esto te permitirá poder trabajar con antelación y no ir a salto de mata.
  3. Plataforma: ¿es un contenido para Facebook, para tu blog o para tu newsletter? ¿O para los tres? Y es que el enfoque puede y tendría que ser diferente para cada canal de comunicación.

Además de estos aspectos también podrías añadir:

  • El objetivo que quieres conseguir con cada publicación.
  • La estrategia en la que se incluye.
  • El mensaje general que quieres transmitir.
  • Qué tipo de fotos quieres que lo acompañe.
  • La fecha de entrega para comprometerte contigo en tenerlo antes de la fecha de publicación.
  • El copy que acompañará la publicación (en el caso de redes sociales).
  • El formato, es decir, si tu contenido será un vídeo, una infografía, un podcast, un texto, un enlace…
  • Los hashtags que acompañarán tus contenidos para que puedan ser encontrados.

Una vez ya tengas los parámetros y las acciones definidas en tu calendario editorial habrás llegado a la cima: tu estrategia de contenidos 2017 ya estará en marcha. ¡Hurra!

Espero, de verdad, que estos posts te hayan servido para crear esa hoja de ruta que te ayude a conseguir todo lo que te has propuesto en tu negocio durante este año.

Confía en los contenidos, porque te van a llevar muy lejos.

Imagen: Sally Ride EarthKAM

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *