Factor · C: Cómo aplicar el amor a la comunicación
Durante estas últimas semanas hemos visto qué mecanismos mueven el amor, qué hace que nos atraigan y enamoren ciertas personas y marcas. Y es probable que ya hayas intuido la relación que existe entre el amor y la comunicación, y como tener conocimiento sobre ello puede beneficiarte a la hora de que tu marca deje huella.

Este es el último post que voy a dedicar al “amor”, ya que la idea es seguir explorando otros elementos que nos permitan saber cómo comunicar con eficacia, como la comunidad, la difusión o la historia. Así que después de ver lo que opinan los expertos sobre ello, tu visión, he creído que sería interesante cerrar cada ciclo temático con el punto de vista práctico de una marca. Un caso real lejos de la teoría.

¿Cómo utilizar el amor en la comunicación de una marca?

He querido conocer lo que nos tienen que contar marcas que aunque no son súper conocidas, también les va bien (y mal, como a todos, emprender es una “fucking” montaña rusa) y de las que podemos aprender infinidad de cosas. Porque creo que la mayoría de las veces se da voz a los mismos negocios y al final hay otros muchos que lo están haciendo fenomenal pero que no se visibilizan.

El amor y la cocina tienen un vínculo muy fuerte. A través de lo que preparamos podemos transmitir emociones como lo demostró con un punto mágico la novela “Como agua para chocolate”, en la que sus personajes, después de comer los platos de la protagonista Tita, experimentaban las mismas sensaciones que ella había tenido al cocinarlos. Además, es probable que tengas a ciertos alimentos como favoritos mientras que odies otros por su sabor u olor, y que uses expresiones que demuestran la relación del amor y la cocina: “comer con la vista” o que “comer es un placer”, ¿verdad?

Verónica Soto es el alma detrás del negocio de pasteles y catering “Con V de Vero”. Visité su obrador para charlar con ella sobre cómo transmite el amor que siente por la cocina a sus clientes, qué canales de comunicación utiliza, qué es lo esencial al conectar con su público y descubrir también la historia de su marca, su evolución y futuro.

Espero que la disfrutes. Eso sí te aviso que al ver las delicias que prepara Vero te va a entrar hambre.

4 COMENTARIOS

Comments

  1. Me ha encantando el post porque es real esa relación de amor que generan las marcas. O esa emoción que provocan en ti, que te enganchan.
    Y por otro la naturalidad y realmente como le brillan los ojos a Veronica de convdevero cuando habla de su negocio. Es realmente un ejemplo de amor.

    • ¡Hola, Marta! Muchas gracias por tu comentario y me alegro un montón que te haya gustado y que encuentres esta relación entre la comunicación y el amor. Y totalmente de acuerdo, Vero habla de su negocio con pura pasión y transmite todo el amor que le pone. ¡Un abrazo!

  2. Me inspiras mucho… esto me recuerda que no tenemos que salir corriendo del trabajo para practicar nuestro yoga y meditación que podemos aplicar en nuestra jornada de trabajo lo que aprendemos en otras areas de la vida y fusionarlas creando así como “Karma Yoga editorial” miestras creamos nuestro calendario editorial o “diseño mindfullnes” (o como se escriba) mientras diseñamos los nuevos covers de nuestras redes.

    Muchas gracias Sara
    Todo con amor, sabe mejor <3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informo que la información que me facilitas será tratada por Sara Celaya Bertolín como responsable de la web y del tratamiento,, con el fin de reflejar tu comentario. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicites su cancelación. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. La legitimación se obtiene mediante el consentimiento por parte del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@saracelaya.com